Adiós Linuz.

Nuestras mascotas no deberían morir ni enfermarse,
llegado el momento sólo desaparecer dejando una flor como recuerdo.


Dijo Lord Byron en el epitafio de su perro:


«Aquí reposan los restos de una criatura que fue bella sin vanidad,
fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad
y tuvo todas las virtudes del hombre y ninguno de sus defectos.

Este elogio sería insignificante sobre cenizas humanas»


Casi quince años estuviste con nosotros, cuando llegaste apenas eras un cachorrito del tamaño de la palma de mi mano, y creciste tanto, tan fuerte y ágil.


Hoy tu cuerpo inerte en mis brazos nunca me había pesado tanto. Dejas un hueco imposible de llenar: tu astucia, tu mirada, tu sonrisa, tu fuerza, tu lealtad, lo amigable que eras para con nuestros amigos, tu paciencia, tu temple y tu valor, hasta tus berrinches y necedades.
Tu capacidad para aprender, muchos se sorprendían cuando veían que sabías cual era la izquierda y cual la derecha, o atrás, arriba, adelante; a mi no, sabía que eres inteligente. A veces hasta sabio, esa sabiduría que sólo existe en el reino animal y de la que poco aprendemos.
Fuiste mi mejor amigo, mi hijo, mi hermano, compañero de juegos y de aventuras (como aquella cuando rescatamos a la doncella vendida en mitad de la noche) y a veces, hasta mi mascota.


Sabes? Me enorgullecía cuando decían que te parecías a mi, porque siempre me pareciste un ser admirable.


Tu cuerpo ya no esta, pero me dejas el corazón lleno de recuerdos. Ahora sé que estas en una eterna pradera, con arboles y clima fresco, con muchos aromas de la naturaleza como a ti te gusta, con toda la libertad de hacer lo que más te guste. Junto a Mikey, Berlioz, Laisha y Odie, junto a todos lo perros, amados o no, que han vivido en este mundo.


Gracias por ser parte de mi vida, por todo lo que nos enseñaste de la vida, y sobre todo lo que me enseñaste sobre mi.


Adiós Linuz, mi perro...





Comentarios

  1. Simplemente lindo... nostalgico pero, digno recuento de recuerdos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario